Rutina de Mantenimiento

Es un procedimiento que se  aplica para realizar el mantenimiento Preventivo y Correctivo de los vehículos, dependiendo de su kilometraje, buscando reducir los eventos de mantenimiento correctivo de emergencia o por daños, reduciendo los costos y garantizando la operatividad.

Cada rutina tiene un grado de revisión diferente dependiendo del Kilometraje, tipo de vehículo, tipo de servicio (liviano o severo) y especificaciones del fabricante.
Las rutinas se manejan en múltiplos de 5.000 kilómetros (la idea es llevar los vehículos a cambio de aceite cada 5.000 kilómetros de tal manera que no haya que estar llevando la cuenta de cuantos kilómetros lleva recorridos y cuantos le falta, si no, que si el kilometraje llega a múltiplo de 5.000 se le debe realizar un mantenimiento mayor o menor).

MANEJO DE LAS RUTINAS

RUTINA 1: 5.000 Km.  Cambio de aceite y filtro de motor  y se realiza una revisión básica de seguridad, no muy profunda, y en caso de encontrar algo de suma importancia que no de espera a los siguientes 5.000 Km.  Se debe reportar y pedir autorización para realizar el correctivo.

RUTINA 2: 10.000 Km. Y múltiplos de 10.000 Se cambia aceite y filtro de motor.

Se realiza una revisión profunda de acuerdo a una lista de chequeo, teniendo en cuenta el kilometraje del vehículo. Y se realizan las reparaciones correspondientes.

BENEFICIOS

  • Con esto logramos mantener siempre los vehículos en buen estado, y evitar el deterioro físico y mecánico, (CHATARRIZACION)

  • Se puede programar los trabajos largos.

  • Solicitar repuestos que no haya en disponibilidad inmediata y programar las reparaciones.

  • Mantener contacto permanente con los conductores de los vehículos de tal manera que se les esté haciendo evaluación del Equipo, Recomendaciones y Verificando el Cuidado y Uso.

    Disminución de daños por falta de mantenimiento preventivo.

  • Garantizar mayor disponibilidad de la flota.

  • Disminución de los tiempos en el taller.

  • No tener que realizar trabajos tan elaborados y costosos.

  • Se obliga a los conductores a realizar los mantenimientos y evitar periodos largos sin revisión.

    Control del Kilometraje: Este se realiza con el kilometraje que reporta cada vez que suministre combustible al Vehículo.

  • Se puede limitar la cantidad de combustible autorizado en cada tanqueo y así obligar al conductor del vehículo su ingreso al taller para realizar la rutina de mantenimiento.

    Se disminuyen las entradas al taller por emergencias mecánicas.

  • Se pueden programar revisiones y procedimientos especiales como: Revisión Técnico mecánica, Colocación de Dispositivos Especiales, y demás.

  • Se puede tener siempre la información en cuanto al estado mecánico de la flota y así evitar sorpresas.

    Programación de presupuesto anual.

  • Separar las reparaciones en Mantenimiento Preventivo y Correctivo De tal manera que se eviten costos adicionales por corrección.

  • Disminuir la cantidad de personal dedicado a apagar incendios por imprevistos.

CONCLUSIÓN

El objetivo es que un vehículo este 100% disponible por 10.000 Km. (A excepción del cambio de aceite y revisión de 5.000 Km), sin requerir reparaciones intermedias